sábado, 12 de diciembre de 2015

ADVIENTO

De nuevo llega el adviento, este tiempo previo a la navidad, pero que sin embargo las calles y tiendas demuestran que ya ha llegado. 
La navidad viene envuelta de regalos, fiestas, comidas y felicitaciones, pero hay que desenvolverla porque la navidad es interior. 
La navidad es darse, regalar, cambiar, sonreír, la navidad es ser. A veces hay que pararse y preguntarse en qué he transformado mi navidad y lo que realmente significa. Para muchas personas el adviento queda en el horizonte, ajeno a sus vidas, pero este tiempo está para pensar, replantearse quienes somos en navidad, quienes queremos llegar a ser. La navidad no es una fecha, mas bien es un estado. La solidaridad, la entrega, el cariño y encuentro con la familia y amigos no se reúne en un tiempo, se alarga todo el año.
El adviento está hecho para preparar el gran tiempo que viene, el momento de transformarse en quien de verdad queremos ser. 

La navidad, como la vida, es ser. 

Sed felices (:

viernes, 27 de noviembre de 2015

Micro Palabras (7): SEGUNDOS

No sé si son estas las palabras que quiero pronunciar, pero echo de menos el ayer inmediato, la risa floja, la mirada perdida. Echo de menos detalles, el brillo de otro sol, la brisa que despeina. Añoro otro segundo que ya permanece inerte -anclado- en un pasado de sombras y destellos, de vida y de personas. Personas. Que van y vienen, intermitentes, pero necesarias. La vida nos pasea por un escenario incierto, me pierdo en la vereda de dudas y nunca ando sola. Aparecen personajes secundarios, otros se convierten en principales y les llamo amigos, pero las personas van y vienen y muy pocas son las que llegan y llenan la escena de vida. 
Me dejo llevar y llega la noche, me duermo y despierto y me cuesta reconocerme, el tiempo fustiga a la vida y yo parezco ajena a la velocidad que el tiempo ha tomado.

        No tengas tiempo para tener prisa (: 


martes, 27 de octubre de 2015

Micro Palabras (6): YO, ME, MÍ, CONMIGO

Todos tenemos un secreto inconfesable, una persona que es nuestra debilidad, una manía que nos avergüenza contar, una idea descabellada encerrada en los muros de nuestra cabeza, esa canción que gritamos cuando estamos solos en casa, un ideal de nuestro futuro y también del presente, un sueño a largo plazo, una lista enorme de viajes y locuras que vivir antes de morir y una pasión que nos gusta hacer en solitario.

Hay tantos detalles que nos guardamos y creo que nuestra felicidad depende de esos pequeños placeres. Hay personas que tienen la necesidad de compartirlo todo (algunas incluso por las redes sociales, como si su vida le interesase a todos sus "amigos" del facebook). A mí me gusta disfrutar de mi, hacerme pequeños regalos, divertirme y sentirme feliz conmigo misma, porque la vida me ha enseñado que podemos tener muchos amigos que nos hagan vivir de verdad y reír de verdad, una familia que nos quiere y nos apoya incondicionalmente, un amor que nos complemente y aún con todas esas personas maravillosas nos podemos sentir extremadamente solos. 

La única compañía con la que compartimos toda nuestra vida es con nosotros mismos, una parte de la madurez es conocerse, saber valorar el silencio, quererse, mimarse y saber que no dependes de nadie. Los demás son compañeros de viaje, pero si llega un momento en tu vida en el que necesitas estar acompañado las 24 horas del día, algo va mal. A mi a veces me pasa que después de unos días ajetreados de encuentros y salidas. Me apetece aislarme, olvidarme de todo e imaginar que estoy sola en el mundo y en ese momento me siento en paz conmigo mismo. Aprendí que lo vital está en mí. 

No tengas tiempo para tener prisa (:

martes, 18 de agosto de 2015

Micro Palabras (5): SÍES Y NOES

A qué tengo miedo me pregunté, a los "no" de la vida. Hay veces que se lucha, se quiere, se ama, se vive y la respuesta es un no y es difícil encontrar un porqué. A veces no hay manera de entender que detrás de un no viene un sí, que te hace comprender por qué lo anterior fue un no rotundo. Otras veces es difícil persistir y luchar y que retumbe el no, una y otra vez, sin saber diferenciar si no es el momento, si es algo externo o es algo que no debe suceder. No hablo de rendirse, me refiero a aquello que forzamos, a veces con calzador, un pie enorme en un zapato minúsculo. La vida tal vez sea eso, una consecución de síes y noes que nos llevan a un lugar donde seguiremos escuchando nuevas respuestas que nos irán guiando, haciendo camino. Te deseo muchos síes, que pase lo que pase, eso te haga feliz.

        No tengas tiempo para tener prisa (:

domingo, 9 de agosto de 2015

ESTRELLA FUGAZ

La vida me ha enseñado que siempre hay un después, que casi nada es para siempre y muy pocos amigos son para toda la vida. También me ha enseñado que todo llega y todo pasa. Hoy he mirado a mi alrededor y sobre todo a mi misma y me ha hecho pensar.


"El tiempo vuela" y más que volar es estrella fugaz, no me doy cuenta, pasa un día y otro y así han pasado ya 18 años y pico desde que llegué al mundo. Son muchísimos los recuerdos, las sonrisas, las carcajadas, las personas que me han acompañado, las que se han quedado, las que se fueron algunas con final  amargo, otras con final confuso. Creo que no se puede hablar de amistades que terminan con final feliz, porque perder o distanciarse de alguien que aprecias o quieres nunca es positivo. Yo creo que la culpable es la vida, esta es una red de caminos, hay personas que tienen caminos paralelos, otras opuestos, en cada etapa andas con unas personas que son pasajeras y muy pocas son las que siempre están ahí.

Tal vez esto sea lo más apasionante de la vida, no sabes a quien te vas a encontrar mañana. A mi me encantan esas casualidades bonitas, el comienzo de las amistades y los reencuentros fortuitos. La vida es maravillosa, por eso he decidido no preocuparme por las personas que se fueron o las que dejé marchar, al fin y al cabo las importantes son las que permanecen y llenan mi día a día de vida.


El gran reto que todos tenemos es saber llenar cada momento de vida. 
Me gusta imaginar que cada minuto es un pequeño frasco, los que tenemos delante están vacíos y debemos llenarlos, nosotros tenemos multitud de sustancias para verter en ellos, desde un poco de chocolate, hasta un taza de café, también sustancias abstractas, podemos llenar minutos de melancolía de rabia o de alegría, en cada frasco también caben los pensamientos y las personas con las que hemos compartido ese minuto.
Cada frasco es infinito, puedes llenarlo con todo lo que quieras, aunque desgraciadamente también puede quedarse vacío, entonces es cuando un tapón de corcho cae sobre él y ya es imposible abrirlo.
Solo tienes un frasco en mano y es el de este preciso minuto. 
Intento no pensar en los frascos que están por venir ni tampoco en aquellos que malgasté, tan solo vuelvo la vista atrás para abrir tarros del pasado llenos de buenos recuerdos, de grandes personas y sustancias coloridas.

Yo siempre he sido muy "malgastona" de mi tiempo, soy de las que tengo muchísimos frascos llenos de pensamientos y vacíos de vivencias. Pero ya no me importan esos tarros cerrados. Hace poco me di cuenta que el tiempo está en mis manos. Es estrella fugaz, pero yo decido las coordenadas a las que quiero que se dirija esa estrella y ya de paso intento divertirme y vivir con fundamento este pequeño recorrido que cada ser humano hacemos por la Tierra.


Sed felices (:

sábado, 18 de julio de 2015

Micro Palabras (4): PÉRDIDAS HALLADAS

Me gustar pensar que ser es la intensidad a la que se decide vivir. Yo soy de las que me gusta llevar la pasión por bandera, los miedos aparcados lejos de mis acciones y una sonrisa cargada en los labios -que nunca está de más-.
Soy de las que me enamoro con facilidad; de un atardecer, una tarde de conversaciones y risas, de paseos por la orilla del mar o por un campo seco en verano.
Soy de las que creo que perderse también es camino. Me gusta perderme entre las páginas de un libro, y olvidarme del reloj y que la única referencia sea que ha anochecido, me gusta perderme por nuevos caminos, por calles estrechas, por rincones escondidos.
Me pierdo y encuentro más de lo que había perdido. Es parte del camino, es parte de la vida.
        No tengas tiempo para tener prisa (:

martes, 14 de julio de 2015

Micro Palabras (3): SUSURROS

No olvido lo qué es un susurro; una historia a medias, un secreto inconfesable, una mirada prohibida, un reclamo silencioso. Quiesera olvidar susurros y traer otros que no comprendí. La vida susurra lo que al tiempo se le escapa. Susurra y oprime palabras contundentes, la voz se resquebraja, se convierte en murmullo. Hay palabras sin alas, palabras de plomo, que tienen miedo y aterrizan incluso antes del despegue.
Susúrrame quien eres, ya no entiendo de versos rotos ni explicaciones translúcidas, no entiendo ni de mí ni de ti. Solo sé que un susurro salvará este día.
        No tengas tiempo para tener prisa (:

sábado, 4 de julio de 2015

LA RESPIRACIÓN DEL MAR

El horinzonte, el punto amarillo, la brisa. El espejismo, la calidez de la arena, la respiración del mar.
El primer rayo de sol que la piel acoge, la sonrisa esbozada que se entiende como un "ya es verano". 
El atardecer, los niños, el primer rayo de luz blanca de la luna.
La respiración del mar. 

El pescador llega, los veraneantes se retiran. 
La playa; escenario de risas, juegos, baños, besos.

Solo queda la respiración del mar -se agita- la brisa es viento y llegan ellas. Azotan la orilla, los murmullos son gritos en el rompeolas, una piedra es arrastrada.
La respiración del mar es una voz infinita.
Respira el mar.
Me da oxígeno. 
Respiramos juntos. 
El verano permanece cuando respiro profundo. 
                                            Sed felices (:

domingo, 28 de junio de 2015

Micro Palabras (2): MAR Y VIDA

Me quedo con las sonrisas espontáneas, las visitas inesperadas, los regalos como única razón "me acordé de ti", los abrazos que tocan el alma y apagan los miedos, los amigos que hacen todo lo necesario para arrancarte una carcajada.



Me quedo con las personas transparentes, las que van de frente, las que no titubean -a pesar de sus inseguridades-, las personas que llenan cada segundo con una gota de vida , y construyen océanos. Gracias a esas personas el mundo es una playa y la vida es orilla, las olas son vivencias y cada grano de arena, un recuerdo.


        No tengas tiempo para tener prisa (:

lunes, 22 de junio de 2015

SOY LA SUMA DE MIS RECUERDOS

Recuerdo cuando era pequeña y mi mamá me decía que los sueños se pueden elegir dibujándolos sobre las sábanas. Recuerdo las cenas de sopa de letras, me ponía a crear palabras y el resto de mi familia se desesperaba. Recuerdo cuando el ratoncito Pérez me trajo una varita mágica que cumplía todos los deseos de chuches. Recuerdo cuando jugaba sola, me montaba mis propias historias y tenía que dejarlo todo patas arribas para continuar la tarde siguiente por donde lo había dejado. Recuerdo cuando jugábamos a "A", era como el escondite pero cuando te encontraban había que ir corriendo a la cama de papá y mamá y gritar con todas tus fuerzas. Recuerdo cuando mis primas me leían un cuento por las noches y otros primos me chinchaban hasta que me enfadaba y más se reían de mi.

A veces siento melancolía (melodía como diría mi abuelo) de que muchos recuerdos hayan caído en el olvido. Pero otros tantos han quedado grabados y guardados en un frasco. Hay días que me gusta abrir ese tarro y me invade un olor, un sonido (por eso me gusta sentir melodía), una luz...Es curioso pero cuando el pasado invade mi mente, visiono el recuerdo de un lugar o una situación con otra luz y otro brillo, todo más blanquecino y más intenso. La mirada de un niño es diferente, capta otras maravillas, chispean al ritmo de los sueños y fantasías, son ojos desbordados de vida. 

Me gusta haber crecido, es parte de este juego, a pesar de que a veces añore estar encerrada en un cuerpo de niña. Quien me conoce sabe que siempre ando en las nubes, y soy enormemente despistada. Desde que soy pequeña soy muy fantasiosa y tengo la necesidad de tener una historia inventada en mi cabeza, bien paralela u opuesta a mi vida , nunca perdí ese juego de mi infancia, es esencia que me ayuda a sobrevivir.
Hoy tengo la suerte de tener niños en la familia y cuando estoy con ellos, soy una más. Disfruto tanto jugando que siento que es energía vital, porque sé que cuando pase la tarde de juego, te reventará en la cara, como una pompa de jabón, una dosis de realidad. Pero no me importa ser una loca, muy impulsiva cuando hablo, pero también muy reflexiva en lo que pienso. 

Cuando era pequeña siempre imaginaba como sería de mayor y en que trabajaría, a medida que pasan los años esos "quiero ser" se convierten en "soy" y yo estoy orgullosa de ser quien soy, de tener la familia y amigos que tengo, de estudiar mi carrera, de mis luchas diarias, mis sueños y mis proyectos. Soy la suma de todo lo vivido, todo lo pensado y todo lo leído. Por ello quiero seguir viviendo, jugando, compartiendo, riendo y bailando en esto de la vida, en esto de vivir.



Sed felices (:

jueves, 11 de junio de 2015

Micro Palabras (1): AHORA SÍ

Llevo tiempo pensando que mis entradas son demasiado largas y no siempre se tiene el tiempo suficiente para leerlas enteras, así que se me ha ocurrido crear una nueva categoría de entradas con la etiqueta "Micro Palabras". Serán entradas muy cortas y más habituales.

Aquí dejo la primera:



Y la vida es esto: luchar aunque las fuerzas desfallezcan, mirarse al espejo y aceptarse con todas las virtudes y defectos, intentar ser mejor persona cada día, abrazar con sentimiento, susurrar un te quiero, aprovechar las oportunidades como si fuesen las últimas, besar despacio, romper estereotipos, vivir a tu manera, crear -inspirando- y no imitando, tal vez todo se resuma en ser uno mismo, diferenciándose de los demás en los pequeños detalles.
Es el momento de olvidar, de vivir, disfrutar, el momento de reír, de cantar, de soñar, de luchar, de leer, de amar....Ser feliz.


No tengas tiempo para tener prisa (:

jueves, 4 de junio de 2015

QUERIDA MÚSICA


Hace unos días me puse melancólica, precisamente escuchando música.

Comencé a pensar cuanto me ha aportado la música, muchísimo en comparación a lo que yo he podido darle. Gracias a ella (particularmente a mi clarinete) me ha enseñado a ser constante, a repetir y repetir un pasaje hasta que por fin me salía a tempo, me ha hecho vivir grandes experiencias, compartir vivencias con toda una banda, me ha hecho mejor persona, he ido aprendiendo de la vida, ya que en definitiva he crecido con ella.

Han sido muchos años de nervios antes de una audición o concierto, muchas horas invertidas con gran sacrificio pero con mucho gusto, ya que al fin y al cabo si no te apasiona no eres capaz de continuar.

Tuve que dejarte en pausa por motivos académicos, pero gracias a ti siempre tendré un gran rincón de mis recuerdos que serán tuyos. 

Tú me has enseñado a valorar todo el trabajo que hay detrás de un concierto, ya sea de una banda, una orquesta, un cantante o incluso en una procesión. No simplemente te escucho sin más, valoro y admiro a cada músico, porque ante todo te he vivido en primera persona. 

Hace poco escuché que todos somos viento, cuerda o percusión, si cada uno encontráramos nuestro instrumento seríamos más felices. 

Os deseo que vibréis, desconectéis de la rutina, encontréis consejo y compañía, os emocionéis, que se os pongan los pelos de punta. Y todo gracias a la música. Porque ella es un recuerdo, una etapa, una persona, un lugar...es vida.
Cuando alguien decide estar en un escenario o entre el público consigue vivir algo inexplicable.

Siempre tendré mucho que agradecerte, querida Música.
Sed felices (:

domingo, 31 de mayo de 2015

TRAS MI PRIMER MES DE YOGA (4)


Estas son las magnificas vistas que hay desde los balcones del centro de Yoga Sala.

Ya finaliza el mes de mayo, y también mi primer mes de yoga.

Ha sido un mes lleno de descubrimientos en esta disciplina, en el que he sentido beneficios inmediatos a nivel interno. Gracias al yoga, he estado mucho más tranquila y como saben los meses de mayo/junio son bastante estresantes en la vida universitaria.

Siempre que puedo intento sacar un rato para descansar, suelo llegar a Yoga Sala con mucha prisa porque voy con la hora justa y llego con un montón de asuntos en la cabeza. Pero a medida que me voy metiendo en la clase, las preocupaciones se disipan y entro en un estado de calma que me proporciona un gran bienestar, aunque también hay que reconocer que este mes no todo ha sido un camino de rosas, mis posibilidades físicas, tanto flexibilidad como fuerza de brazos y piernas, me han limitado mucho, pero no me desanimo, al contrario, creo que con constancia y empeño iré trabajando mis debilidades e iré mejorando poco a poco, me lo estoy tomando como un reto personal, un objetivo con el que disfruto. La clase va llegando a su fin y llega el momento de la relajación, todo el cuerpo sigue el ritmo de un vaivén que se acompasa con la respiración y sin darte cuenta ha pasado una hora y media. El cambio más radical que puedo ver cada día es el camino de ida a yoga en comparación con el de vuelta a casa. Voy andando sin prisa y completamente relajada, observo todo lo que me rodea y tengo una sensación muy positiva, como cuando te quitas un gran peso de encima y sientes esa satisfacción y tranquilidad.

Respecto a mi espalda, me duele mucho menos, no se me ha vuelto a contracturar y no he sentido ninguna molestia fuerte. Tal vez esto sea lo más curioso, yo comencé a practicar yoga por recomendación médica por mis pequeños problemas de espalda y a día de hoy los mayores beneficios que estoy sintiendo es a nivel interno.

Voy siempre que puedo, de alguna forma el cuerpo te lo pide, cuando estoy estresada o parece que la cabeza me va a explotar, pienso:"necesito ir a yoga", cuando vuelvo a casa después de ese rato de relax, veo las cosas con otros ojos, me encuentro más optimista y recargada de energía.

Jamás pensé que el yoga sería mi "medicina anti-estrés", estoy convencida de que esta práctica ha sido mi gran descubrimiento (de hecho, mi madre me ve que estoy mucho mejor y ella se está planteando apuntase también). Los yoguis me comprenderán y las personas que aún no hayan dado el salto a comenzar solo les avisaré que tengan cuidado porque engancha.

Debido a que en el mes de junio vuelvo a Granada, no podré asistir a clase hasta septiembre o octubre, intentaré hacer en mi casa cuando pueda.

Siempre he sido un poco patosa para todos los deportes y nunca he sido competitiva, por lo que tras este mes, tengo claro que yoga se ha convertido en mi "deporte".

Sin que nos demos cuenta habrá pasado el verano, disfrutad de cada día que con el buen tiempo apatece divertirse más. Feliz final de primavera y os deseo un verano lleno de vida.
"El cuerpo es el templo del alma y sus salas, mis oraciones"
Sed felices (:
(Este texto está publicado en http://yogasala.blogspot.com.es/)

domingo, 10 de mayo de 2015

BENDITO Y MALDITO TIEMPO

El tiempo es como una moneda que cuando menos te lo esperas nos enseña la otra cara. No podemos elegir entre cara o cruz.
La tiramos al aire y cae;  a veces es cara, el tiempo se volatiliza, pasa como una ráfaga de viento. Te despeina, te azota, en tan solo un instante. Tras esa sacudida, estás feliz, sabes que esa vivencia te ha cambiado, ya no eres la misma persona. Entonces se mezcla la nostalgia por el pasado, la emoción por lo vivido y la certeza de que ese momento ya es irrepetible e imborrable.


Otras veces toca cruz, el tiempo se condensa, pesa, como si en el lugar en el que estás hubiera una sustancia de plomo, invisible y pegajosa, que no te deja moverte ni pensar con fluidez. Sientes que el tiempo  te reta y tu solo quieres rendirte, te aplasta, se ralentiza, hasta llegar a detenerse.
Qué curioso el tiempo, un minuto siempre son sesenta segundos, pero la vida o más bien la forma en la que nosotros percibimos cada momento hace que esos sesenta segundos sean ráfaga o sustancia de plomo. No sé si el optimismo o el pesimismo, la curiosidad o la indiferencia, la compañía o la soledad, la tranquilidad o el estrés tienen algo que ver en el azar de la moneda.

Pasan los días y los años, y hay momentos de reflexión en los que hacemos balance del pasado. Recordamos aquel día en que alguien nos dejó sin palabras o sin aliento. Tantos días con amigos en fiestas, en la playa o en cualquier parte compartiendo una tarde y tantas risas. Aquel concierto en el que la música consiguió evadirnos a otra dimensión, nos hizo olvidarlo todo y la felicidad se apoderó de de nuestro cuerpo y nuestra voz. Esa situación con la que te chocaste con la incertidumbre, un punto de inflexión en el que debías tomar una decisión transcendental en tu vida. Un momento en el que te detienes e intentas ver un lugar desde fuera, como si tú no pertenecieses a él, y te preguntas: “qué hago yo aquí, cómo he llegado”.

Tras hacer balance te das cuenta de cuánto has aprendido y a su vez, has desaprendido. Nos hemos tropezado más de una vez con la misma piedra y en vez de cogerla y retirarla del camino, hemos tenido que levantarnos y esquivarla una vez más. Hay vendas que caen de los ojos demasiado tarde. Parece inevitable que el ser humano sea coherente en su vida. Pero sabes qué, yo no me arrepiento de nada de lo vivido ni de mis errores ni de mis derrotas, todo ello me han traído a donde estoy y me han hecho ser quien soy. Hay personas que toman decisiones basándose en la razón, yo creo que la intuición nos lleva más lejos. Puedes decidir vivir de manera cómoda o de manera intensa. Yo me quedo con la segunda.


Al igual que miras para atrás, las dudas están sembradas en la parte del camino que está sin andar. Crees que lo tienes todo planeado y si consigues las pequeñas metas que te propongas llegarás al destino planeado en unos años, quizá meses. Ahora recuerda cuando eras un niño, sabías qué ibas a estudiar, cuántos hijos ibas a tener y cuántas mascotas habitarían tu casa. Según en la fase en la que estés de tu vida te habrás dado cuenta que nada ha coincidido con esos planes idílicos. Estoy convencida que muy pocos terminaremos en el destino soñado, el futuro nos tiene preparadas tantas sorpresas, contratiempos, bifurcaciones y sobre todo personas que serán acompañantes, confidentes, consejeros…quienes nos lleven a alejarnos o a permanecer en un lugar.


El tiempo seguirá corriendo, un día tras otro, de manera lenta o fugaz, miraremos atrás o hacia delante, nos haremos preguntas y no encontraremos respuestas, o tal vez sí, la mayoría de respuestas nos las da el tiempo y casi siempre la clave está en vivir intenso.


Sed felices (:

sábado, 9 de mayo de 2015

SORPRESA Y MOTIVACIÓN TRAS LA PRIMERA CLASE (3)


Lo mejor de la clase: la relajación final. ¡Uf! Nos lo merecíamos.

Esta semana he asistido a mi primera clase de yoga, la cual ha sido mi primer contacto con esta disciplina, por lo que no he podido seguir el ritmo de la clase en algunos momentos, me he visto limitada en casi todas las posturas ya que como dije en mi primera entrada, mi flexibilidad y equilibrio brillan por su ausencia.

Lo que más me ha sorprendido es que además se necesita tener fuerza en los brazos y piernas. Pensaba que el yoga era una práctica más calmada.

Otras limitaciones con las que me he topado han sido que al no haber practicado nunca las posturas tenía que estar mirando a los demás para intentar imitarles, lo que inevitablemente me llevaba a olvidar mi respiración, a su vez, me distraía de vez en cuando y no era capaz de concentrarme en tal parte del cuerpo (según la postura y las indicaciones de Rafa).

Jamás había pensado que el yoga cansara tanto, parece una disciplina tranquila y de hecho su intensidad es baja, pero al final se acaba trabajando todo el cuerpo.

A pesar del esfuerzo, no he sentido molestias en la espalda, pero sí tirantez en aquellos músculos que he trabajado.

Durante toda la clase me he visto envuelta en una atmósfera muy tranquila, serena y agradable. Todos los alumnos, cuando hemos hecho alguna postura que requería la ayuda de un compañero, han sido muy serviciales. En especial una mujer que me ha dado algún consejo y sobre todo me han animado a continuar, diciéndome que al principio las agujetas son normales y que la flexibilidad se va adquiriendo progresivamente.

Tras salir de la clase me he sentido muy relajada, con una sensación de satisfacción, pero sobre todo con mucha energía y motivación. Sé que me queda un largo camino que recorrer, pero con paciencia y constancia espero conseguir una evolución y conocer de cerca lo que, sinceramente me ha parecido una práctica apasionante. Por mi forma de ser, una persona muy inestable emocionalmente, creo que el yoga me va a proporcionar un equilibrio que considero fundamental en mi vida cotidiana.

Dos días después, han aparecido las temidas agujetas en la zona abdominal y piernas. Poco gente me creía cuando les decía que eran debido al yoga.

Por último destacar que aunque han sido muchas las sensaciones que me ha producido esta primera clase, ante todo el yoga me ha sorprendido y a pesar de que tal vez sea demasiado pronto, me ha conquistado "a primera vista".

Para finalizar, una de las cosas que más me ha gustado de la clase es la frase que se dice al final de todas las sesiones:

"Que todos los seres sean felices. Que todos los seres alcancen la paz. 
Luz en la mente. Paz en el alma"


Sed felices (:
(Este texto está publicado en http://yogasala.blogspot.com.es/)

jueves, 30 de abril de 2015

MI ACERCAMIENTO AL YOGA: INTRODUCCIÓN (2)

Esta entrada titulada Mi acercamiento al yoga es la primera de una serie en las que escribiré sobre mis primeras sensaciones y progresos en la práctica del yoga.

Ante todo quería dar las gracias a Jooaquín por la oportunidad que me ha brindado de poder plasmar en ese blog mi experiencia. Tengo el presentimiento de que va a ser doblemente enriquecedor tanto poder aprender esta disciplina como poder escribir de ella. Intentaré ser lo más sincera y transparente que pueda, ya que voy a tomarme una total libertad a la hora de escribir.

Para empezar me presentaré, soy Elena Pimentel de Maqua, tengo 18 años y soy estudiante de periodismo. Tengo problemas de espalda (escoliolis) y ciática, a lo que se suma mi escasa flexibilidad. Hace tan solo un par de días, fui al médico por dolor de espalda y me diagnosticaron una contractura en la misma y el doctor me dijo que las mejores medicinas son yoga, natación o pilates. Tras reflexionar, buscar y comparar terminé en el centro de Yoga Sala en Málaga pidiendo información. Próximamente iré a una clase de prueba.

Ahora mismo tengo ganas de empezar, tengo muchas expectativas puestas en esta disciplina. He escuchado y leído que son muchas las ventajas que proporciona la práctica del yoga. Además soy una persona de las que suele llamarse nerviosa y me cuesta mucho concentrarme cuando estudio, por lo que espero mejoras tanto física como de desarrollo personal.

Sed felices (:
(Este texto está publicado en http://yogasala.blogspot.com.es/)

miércoles, 29 de abril de 2015

MI ACERCAMIENTO AL YOGA (1)

Acabo de iniciar un gran proyecto hace tan solo unos días, cuando decidí apuntarme a yoga y me propusieron escribir sobre mi experiencia partiendo desde el primer día y así reflejar mis sensaciones y progresos en la práctica del yoga.
Para comenzar aquí dejo el enlace en el que que me han presentado y explica un poco mejor en que consiste "Mi acercamiento al yoga":


Pronto subiré mi primera entrada tanto aquí como en el blog de Yoga Sala Málaga.

Sed felices (:

viernes, 2 de enero de 2015

"AÑO NUEVO, VIDA..."

Y de nuevo se repite la historia, otro comienzo de año. Miro al futuro y veo doce meses en línea recta que llegarán poco a poco y pasaran más o menos rápido. En el horizonte veo lo que será de mi vida los próximos meses, si fuerzo un poco más la vista veo calor, el verano estará por ese tramo del camino...Aunque aún sea lejano sé que el final de este 2015 es el reloj de la Puerta del Sol y doce uvas que serán engullidas. Y otra vez nos veremos en el comienzo de otro año con nuestros deseos y propósitos, con esa esperanza efímera que tenemos todos los treintaiunos de diciembre y los unos de enero. A medida que pasan los días del nuevo año se esfuma y la rutina nos choca en la cara y se nos olvida eso de “año nuevo, vida nueva”.
Al fin y al cabo la Nochevieja no es más que un cortafuegos sentimental en el que todos hacemos balance, recordamos todo lo que ha supuesto un año en nuestras vidas e irremediablemente nos damos cuenta de que tras todo lo vivido ya no somos los mismos. Cada experiencia nos ha ido moldeando, algo que echar al equipaje y no solo recuerdos, también lecciones y palos. En ocasiones hemos tenido que dejar cosas atrás para poder avanzar y sobre todo hemos derramado lágrimas de todo tipo: las de pena, las de impotencia, las que no tienen un motivo aparente y por supuesto, las mejores, las de risa.
Nos podemos engañarnos o decidir si queremos que el nuevo año suponga un cambio en nuestras vidas, pero tras las campanadas la vida sigue, seguramente parecida a la de diciembre. A lo mejor sería más acertado dejar los propósitos de año nuevo para septiembre, simboliza un comienzo más real que el de enero.
Comience cuando comience tu deseo de cambio en algún aspecto de tu vida, recuerda que nunca es tarde, que los objetivos cuanto más a corto plazo mejor y que pase lo que pase no nos olvidemos de disfrutar de los pequeños detalles: un paseo, una buena merienda, un abrazo, un encuentro, una tarde en familia, una noche de amigos, un rato de risas...Sin lugar a dudas, uno de mis propósitos para este 2015 es encontrar lo extraordinario en lo cotidiano.
La vida sigue y seguiremos dividiéndola en partes de 365 días. Asegúrate de llenar cada día de vivencias que merezcan la pena. Que puedas mirar al pasado y recordar, sonriendo (y que no tengas que arrepentirte de casi nada) y que puedas mirar al futuro y tengas fuerzas e ilusión para seguir caminando, reinventando tus sueños, apoyándote en los tuyos y derrochando alegría. Ojalá hoy seas feliz con tu presente, el 2014 me ha enseñado que la felicidad no se puede  posponer, aunque a veces la vida sea caprichosa y muchas circunstancias no dependan de uno.
Nunca sabremos que nos deparará la vida, arriesga y vive. Que merezca la pena.
Os deseo un gran 2015, que sepáis llenarlo de vida.


“Sé feliz en un instante. Este instante es tu vida.” Omar Khayyám