domingo, 31 de diciembre de 2017

2018, CORAZÓN

Querido 2017, si tuviera que resumirte con tres palabras diría que has sido acción, crecimiento y esencia.

Acción, siempre vivo con muchos proyectos en mente, desbordo ideas. En estos meses dos de ellas han tomado forma y han salido a la luz. Poesía con huella ha comenzado y mi cumpleaños diferente, para mí ha supuesto un gran éxito personal.
Hay personas que me dicen que hago muchas cosas y que no paro, pero en el fondo no hago tanto, pero pienso y manifiesto demasiado. Este año he sido capaz de canalizar parte de mi gran Sueño con dos gotas en el mar. Que tal vez aparentan ser poco, pero a mí me han inundado de felicidad y alegría.

"Una gota de pura valentía vale más que un océano cobarde".

2017, también has sido crecimiento porque he experimentado un mar de dudas, un ovillo enredado de miedos, un caos de pensamientos muy dispares...Has sido alegría y melancolía interna a partes iguales, pero tengo la suerte de tener algunas "personas-hogar" que me han mantenido a flote en algunos momentos, así más livianos, siendo un poco más llevadero mi huracán emocional.
2017, has estado cargado de errores aprendizajes. Poco a poco, mes a mes, me has enseñado a centrarme en mí, un poco más. Entregarme a los demás, un pelín más.
2018, queda mucho trabajo donde seguir aprendiendo, pero tú, 2018, eres tiempo y encierras la vida, por eso sé que tu eres mi mejor maestro con 365 oportunidades para aprender, caer, levantar, reír, llorar, crecer, rectificar, asumir, perdonar, entregar...ser, siempre, en torno al amor.

"El amor es el espacio y el tiempo medido por el corazón"

Amor, un sentimiento que resuena en mí cada día, he descubierto mi esencia en un amor universal y gratuito, sin barreras ni motivos. El amor es libre y cuando es de verdad, es sincero y en grandes dosis. Cuanto camino queda...pero estoy en el camino.
Amor, no faltes en mi 2018. Sé que puedes estar en cada rincón, en cada persona, pero yo soy el lugar donde puedo hacerte florecer, amor, sincero e incondicional, quiero que el Amor habite en mí y se refleje como luz...Luz vital.
Mi gran deseo del 2018 es poner más corazón.


"Me preguntarán: ¿has amado?, y yo enseñaré mi corazón lleno de nombres"


Próspero 2018, sé feliz (:

domingo, 24 de diciembre de 2017

LLEGA EL MOMENTO

Llega el momento de dar, darse.
Llega el momento de regalar, regalarse a los demás.
Llega el momento de comer, comer a besos a las personas que quieres.
Llega el momento de rodear con los brazos, abrazar el momento, a los tuyos y a ti mismo/a.
Llega el momento de dejar sonar carcajadas, reír de verdad en entorno a una mesa rodeada de personas bonitas.
Llega el momento de pensar, de hacer balance, sin culpa ni remordimientos, de las victorias y aprendizajes de este año.
Llega el momento de poner buena cara, sonreír desde dentro. La sonrisa del alma se deja entrever en la mirada.
Llega el momento de dejar fluir, ser sin adjetivos, así como tú eres. 
Llega el momento de aguantar,  acoger a un familiar, ese que no soportas y al que adoras, acoger al necesitado. Acoger es abrir el corazón.
Llega el momento de querer, amar con sinceridad, sin barreras ni condiciones. Amar nos hace grandes, valientes y felices. Amar nos hace personas bonitas.

No importa si te encanta u odias la Navidad, es tiempo de darnos, regalarnos, comer a besos, abrazar mucho y de todas las maneras, reír fuerte y en cantidad. Tengo comprobado que la risa es la medicina de las heridas del alma. Recordar los hitos de nuestro año y guardarlos en la caja del desván del 2017, pero sobre todo; es tiempo de ser, acoger y amar.

Esperanza por la venida de Jesús, luz renovada. Él no solo nace en Belén, nace en cada corazón que decide acogerlo para así; ser junto a él, acoger a los demás y amar a cada persona en cada encuentro. ¿Está Navidad qué nace en ti?

Feliz Navidad. Sé luz cada día de estas fiestas y espero que también todo 2018.


Sé feliz (:

jueves, 14 de diciembre de 2017

Palabras en carta (3): LA AVENTURA

Querido lector/a:

De nuevo en frente de un folio pantalla en blanco. Vértigo, una vez más. Cosquillas de emoción, dedos sobre el teclado. Comienzo. Entre pensamiento y pensamiento, palabras caen ordenadas sobre el papel digital.

Siempre digo que mi vida es un camino de pasos narrados y palabras andadas, pero hoy creo que está frase ha avanzado hacia otra perspectiva. Mi vida es una aventura de pasos narrados y palabras andadas.
Mi vida, sobre todo, es una aventura increíble. Una aventura en todos los sentidos. Una aventura apasionante, difícil y sencilla, inestable, cómoda y en salida. Una aventura llena de contradicciones, extremos, pero ante todo, llena de aprendizajes. Hay días que tengo marcados con sonrisa inmensa en el calendario, son días pasados que esconden mi identidad, todos ellos se modelan en torno a una palabra: amor.

El pasado martes, fue mi cumpleaños y todo el día una frase surgió y me acompañó durante todo el día:

La vida cobra sentido desde el amor, en el amor y para el amor.

El amor es entrega, arriesgar cada día un poco más, un aprendizaje de aciertos y errores, abrazos que rozan el alma, caídas emocionales en las que uno se sobrepone fortalecido. Es lucha y aceptación. El amor es la fuerza que todo lo puede. El amor sostiene y levanta. El amor es semilla. El amor enraíza y permanece. El amor es la mejor aventura.
El amor es razón de ser. Amar es difícil, pero es lo que más aporta para construir una vida plena, con sentido. El amor hacia toda persona, aceptando todo de ella. El amor es ayudar a florecer universos.
El amor es una verdad completa, el amor a medias es cobardía o un proceso de aprender a amar.  El amor de verdad es paciente, sincero, transparente. El amor es adictivo, quien comienza a entregar su corazón, comprende que el límite es el Cielo.

Me considero una persona muy rica porque mi riqueza tiene una unidad de medida, el amor. He decidido arriesgar cada día un poco más, una amor entregado al otro. Mirar a los ojos, escuchar, aceptar, acoger, abrazar...Amar desde mi pequeñez.

Estoy en aprendizaje, el camino es complejo, pero avanzo como hormiga con paso seguro, cada día, cuando la vida me permite ser, me entrego. Amar es ser. Muchas veces fracaso, pero no es derrota. Comprendo que amar de verdad es de valientes. Hoy me lanzo, si duele; aprenderé que dejarse querer también es de valientes.
Mis palabras son tuyas,
Con amor.
Elena.

"Te preguntarán, ¿has amado?, y yo enseñaré mi corazón lleno de nombres".
-Pedro Casaldáliga-



jueves, 7 de diciembre de 2017

Micro Palabras (22): PERSONAS

Me gustan las personas con sonrisa permanente.
Las que luchan y salen cada día con su mejor cara.
Las que se llenan de valentía y motivos para seguir aún estando rotas por dentro.
Las que deciden y apuestan por mostrase fuertes.
las que miran de frente, siempre con gesto amable y mano tendida.

Pero me encantan las personas que se permiten mostrarse débiles cuando la sonrisa no sale.
Las que lloran sin culpabilidad ni miedo al que dirán.
Las que un día tienen cara triste y no pasa nada.
Las que no juzgan a los demás por no tener una alegría permanente, una sonrisa entre los labios o tan solo un mal día.

Me encantan los humanos que son emociones, un abanico, una ruleta rusa.
Euforia, entusiasmo, alegría, miedo, ira, tristeza, melancolía, nostalgia...Tal vez otro que tú sientas, que yo sienta.

Cada emoción, cada sentimiento es maravilloso.
Ni negativo ni positivo.
No hagamos que el miedo o la tristeza sean tabú en nuestra vida.
Tal vez permitirse sentir y aceptar sea el camino para evitar el sufrimiento.
Tampoco sé si la solución es esta, mientras tanto, prefiero no etiquetar sentimientos.

Siento y comprendo que estoy viva.
No es debilidad, es condición humana. 


No tengas tiempo para tener prisa (:

jueves, 30 de noviembre de 2017

Perla vital(5): BARRERAS DE ODIO


Un día aprendí que el pasado inamovible no merece la pena recrearse en él, pero hoy he decidido echar la vista atrás.

Cuantas personas han pasado por mi vida y qué pocas se han quedado, con el tiempo solo permanecen aquellas que por un "golpe de suerte" o las circunstancias conseguimos conectar, crear ese vínculo que poco a poco se alimenta o se debilita. Pero con cuantas personas me equivoqué de actitud, a cuantas les mostré esa cara de mí que también soy, pero que siento que no me representa. Cuantas personas me juzgaron y de alguna manera aquello me afectó. Tal vez hoy no sea más que el resultado de todo lo vivido o sigo siendo la misma, pero con los años esas personas que continúan siendo crítica y rechazo o tal vez sea abismo inmenso entre visiones. Ya no es algo que me preocupe.

Hay gente que por su forma de ser, "cae bien", otras por la misma razón, suelen "caer mal", y al fin y al cabo todo son etiquetas y percepciones. Tal vez el problema resida en que todos creemos tener "la verdad", la perspectiva válida.

Cuando aprenderemos que hay personas transparentes, otras opacas, personas con una historia detrás indescifrable en poco tiempo, a veces incluso en mucho. 

Por momentos, el ritmo de esta sociedad me cansa, muy pocas personas se detienen para intentar comprender, profundizar, hacerse interrogantes...Pero en esto tal vez esté la esencia de las personas especiales, las que tras ellas hay una historia que con el tiempo han sabido transformar en empatía.

El tiempo da las mejores lecciones y hoy recuerdo una frase que leí hace poco y grabé en mí: "Hay quien me dijo una vez que era la persona más buena que había conocido. Otros, que soy la persona más mala que han conocido. Y todo por la misma razón".

Creo que la sociedad necesitamos menos prejuicios, más golpes de corazón. Menos rechazo, más acogida. Hay mucho odio a primera vista. Tal vez la diferencia sea partir de 10 y que ese persona pueda ir bajando, a que siempre se parta de 0 y la persona tenga que hacer méritos para escalar posiciones.

Tal vez me equivoque, pero me cansa como todo se basa en lo superfluo y la distancia sea una armadura de seguridad. La vida es valentía, es abrazar lo desconocido y sí, en la vida hay desilusiones, fracasos y pérdidas pero prefiero caer, comprender que la vida da oportunidades para aprender; seguir creciendo. Cada vivencia es necesaria en el camino, cada circunstancia tiene un motivo. Cada persona, por pasajera que sea, tiene algo que ofrecer. 

No hay verdades ni mentiras. Ni nada absoluto. Lo único claro es que me siento pequeña, queda tanto por vivir...


Sed felices (: 
(Gracias a Marta por ilustrar mis palabras con esta foto).

viernes, 24 de noviembre de 2017

Palabras gritadas(6): ÁFRICA

África no es país.
África es mucho más que un color de piel.
África es cultura, religión, empatía, resiliencia, lucha nacida de corazones que brillan mucho.
África es costumbre, alegría, hospitalidad, una mano hermana siempre tendida.

África es VIDA desde la naturaleza, la fauna y sobre todo, la diversidad humana.
África es un conjunto enorme de historias de personas valientes, soñadoras, personas profundas e inteligentes. Personas que desbordan vitalidad y son un compartir cotidiano, te ofrecen todo lo que tienen y lo que siempre regalan es sonrisa y abrazo.

África no es subdesarrollo. Cuando se habla de desarrollo solo se tienen cuenta el crecimiento económico, pero África es inmensamente rico, el desarrollo en valores, a nivel humano. Su valor incalculable.
En occidente, hay un subdesarrollo increíble de todo lo que es esencial en la vida. El dinero no hace rico, el dinero es la llave de la tranquilidad, la llave que abre puertas que llamo oportunidades. Siempre recuerdo que el dinero sin personas con las que compartir la riqueza es la pobreza más absoluta. Mi riqueza es mi familia, mis amigos, cada encuentro con personas que se me transmiten su magia, personas que desbordan amor y luz.

África es injusticia y falta de equidad.
África no es pobreza, es tierra de gran riqueza material y humana que saquean a diario.
África tiene algo que vale más que todo el oro del mundo, PERSONAS increíbles.
Muchísimas gracias a Vicky por esta foto junto a su hija que se llama África. Esta pequeña es tan maravillosa como todo lo que significa su nombre.

"Mi alma entera es un grito, y toda mi obra es el comentario sobre ese grito."

martes, 14 de noviembre de 2017

Palabras vividas (3): LA MUJER CON CASCOS

Esta mañana como muchas otras desde hace ya un año, me encuentro en mi portal o en mi calle a una mujer joven que siempre lleva cascos, y parece estar en sus cosas, pero cuando paso por su lado me da los buenos días con una sonrisa enorme.

La semana pasada me la encontré por primera vez en otro lugar y me saludó con esa misma sonrisa y ese brillo en la mirada. Sacar de su contexto este gesto me hizo valorar que es uno de los mejores regalos para comenzar el día, encontrarme con ella y transmitirme tanto con un detalle tan cotidiano como es un "buenos días con sonrisa entre los labios".

Pero ahora os contaré un poco más de ella. Esta mujer, por su apariencia, diría que es gitana y es la limpiadora de mi comunidad. Tal vez su trabajo es uno de esos que "nadie quiere", pero es tan digno como cualquier otro. Lo mejor de esto que os cuento es que ella podría limitarse a hacer su trabajo, pero todos los días decide parar, mirar a los ojos a cada uno de mis vecinos y a mí, para regalarnos su sonrisa.

No existe mejor regalo que este ni mejor trabajo que se haga desde unas manos contentas. No sé su nombre, ni mucho más de ella (tampoco importa). Desde aquí lanzo un gracias por su testimonio diario de vida. Solo espero que haya más mujeres con cascos por cada rincón de nuestras ciudades.


"La belleza no mira, solo es mirada."