jueves, 21 de enero de 2016

ME ATREVO A DECIR

Hoy me atrevo a escribir lo que nunca he dicho.

Me atrevo a decir que la magia existe, está en cada amanecer mientras todavía ando con los ojos pegados, está en cada niño y en cada joven rebelde, en cada adulto soñador y en cada anciano con ganas de vivir.

Me atrevo a decir que la luz en la mirada, ese tono blanquecino, es el mejor color del mundo.

Me atrevo a decir que cuando se abren nuevas puertas, todo se transforma, comienzan nuevas etapas y me dí cuenta que una nueva etapa no es un cambio en la vida es un cambio de actitud.

Me atrevo a decir que el amor existe, impregna a cada persona, pero a veces el odio le gana terrero y entonces el hombre se convierte en un monstruo sin un cortafuegos que frene sus acciones, su ira, su maldad.

Me atrevo a decir que el miedo es incluso peor que el odio, porque si no existieran personas valientes, nadie frenaría el odio, sembrando amor.

Me atrevo a decir que una sonrisa ilumina más que miles de bombillas, que la alegría es luz, el optimismo es luz, la vitalidad es luz. Tú eres luz.

Me atrevo a decir que la felicidad se encuentra en lo más profundo de cada uno. Escarbando, descubriendo, compartiendo, leyendo, reflexionando y aprendiendo  se está más cerca del sentimiento más deseado.

Me atrevo a decir que la empatía no es calzarse los zapatos de un amigo con tus mismos gustos y vidas paralelas, es andar descalzo como las personas que ni siquiera tienen zapatos.

Me atrevo a decir que en los detalles insignificantes está lo extraordinario y lo más asombroso de la vida.

Me atrevo a decir que la mirada es más poderosa que la vista, todos vemos lo mismo, cada una miramos con diferentes pupilas, sentimientos, valores, juicios, estereotipos y etiquetas.

Me atrevo a decir que toda persona es talentosa, pero que mucha aún no ha descubierto su don.

Me atrevo a decir que incluso en los días más agotadores, la fortaleza se nos es dada, y no digo que la fabricamos porque a mí se me escapa de la razón. Tal vez sea Él.

Me atrevo a decir que todo pasa por algo, incluso los hechos más inexplicables y dolorosos, porque cada uno tomamos decisión por minuto, pero al final aparece quien tiene que aparecer y acabamos en el mismo lugar pero con atajos o por el camino más largo.

Me atrevo a decir que tú te mereces ser la persona más feliz del mundo, por eso, como siempre, te digo:
Sé feliz (:

lunes, 11 de enero de 2016

ESPERANZA


De nuevo aquí frente al papel, y como siempre los sentimientos a flor de piel. Suena de fondo el piano de Ludovico Einaudi y muchas palabras brotan, la primera esperanza.

Cuando comienza una nueva etapa en la vida, no física, ya que continúo en el mismo escenario, pero sí que comienzo una nueva etapa espiritual. 
Ahora me conozco mejor, cada experiencia me va moldeando como a una vasija de barro. Y como todo nuevo comienzo, la ilusión está presente y la esperanza es protagonista, tal vez aquí sea aún más feliz.

Qué extraña es la felicidad, ¿no crees? a veces breve, otras permanece, a su antojo, o tal vez al nuestro, he escuchado que las circunstancias no se eligen, pero la actitud es una decisión propia.

Me gusta pensar que la vida es un continuo descubrir, en búsqueda constante de la esencia propia. Pasan los años y muchas dudas se disipan, aparecen otras nuevas de mayor magnitud y a medida que más aprendo más pequeña me siento, como una hormiga en un desierto. No veo más allá del horizonte y a pesar de la vasta llanura no me siento perdida. Muchas personas me acompañan en este camino, tengo un Guía que me aconseja, hablándome directamente al corazón, y a eso yo le llamo corazonadas.

Nuevos pensamientos, puertas que se abren, nuevas señales, mil posibilidades y tan solo una decisión, cada mañana al despertar, qué quieres vivir hoy, qué actitud vas a coger del armario, ¿hoy te pondrás la mejor de tus sonrisas?

La vida, aquello en constante cambio, cuando piensas que la estabilidad te ha alcanzado, llegan nuevas personas, cuando veo una nueva cara, siempre pienso que ahí dentro hay un universo de ideas, pensamientos, sueños, recuerdos y sentimientos, e intento no juzgar, siempre me llevo sorpresas. Nadie es quien parece, muchas veces pienso cuántas personas me han juzgado y aún todavía no conocen mi esencia, ni mis más profundos pensamientos ni ideas. Ni siquiera yo me conozco al cien por cien, quién eres tú para etiquetar personas como si objetos se tratasen.

Y no solo llegan personas, sino también en esto de vivir, cada día se llena con nuevas vivencias, algunas las empaquetamos en la rutina, otras son las que guardamos en la caja de recuerdos felices, no hay nada mejor que coger de cada día una experiencia y meterla en la caja de los buenos recuerdos. Ya no solo experiencias intensas y diferentes que se salen del ir y venir diario, sino también pequeños detalles de lo más cotidiano. Tal vez no recordaremos esos pequeñas vivencias porque lo minúsculo tendemos a infravalorarlo, pero sé que en lo cotidiano se encuentra lo extraordinario, todo depende de la mirada.

Me encanta la gente que tiene un brillo especial en los ojos, el brillo de la luz, de la alegría, el brillo del alma. Me encanta la gente que sonríe y ríe mucho, las personas de risa fuerte tienen el corazón contento. Estoy segura.

Esperanza en el nuevo caminar. Personas y vivencias en el nuevo caminar. Una actitud con sonrisa en el nuevo caminar. Brillo en la mirada en el nuevo caminar. Solo espero que la felicidad radique en el camino, que no falte en la vida.
Sed felices (:

sábado, 9 de enero de 2016

Micro Palabras (8): FELICIDAD GRATUITA

Hoy iba por la calle y he escuchado: "En la vida no hay nada gratis" y me ha hecho reflexionar y me he dado cuenta que lo esencial, aquello que me hace alcanzar la felicidad en el día a día no entiende de dinero.
La familia, los amigos, las carcajadas escandalosas, los atardeceres en la playa, los paseos en bicicleta, las buenas conversaciones, los reencuentros con viejas amistades, los abrazos largos, los consejos de alguien querido, la ilusión en la mirada, el viento suave con el calor del sol, cantar desafinando y a grito pelado, inventarse canciones  con rima como única condición, las conversaciones sobre el futuro, recodar esos momentos que te arrancan un ataque de risa, abrir la nevera y cocinar una nueva creación como si fuera una cocinera de estrella michelín, los brindis por un año más, los detalles de la rutina que me hacen sonreír, que alguien se acuerde de mi y no pueda evitar mandarme una foto, la amistad sincera de esas personas que animan, consuelan y son terapia, todo al mismo tiempo, los silencios cómodos con los de toda la vida,  tirarse en el sofá y solo levantarse por causas de vida o muerte, una tarde sumergida en un libro, una noche de lluvia y frío y el edredón hasta las orejas y esas palabras que hacen sonreír y apreciar más a la persona que te las dice.
Por todo esto solo puedo decir que en esta vida hay mucho gratis. La vida es ser, amar y aportar, ir con las manos vacías y el corazón lleno de nombres.


No tengas tiempo para tener prisa (:

lunes, 4 de enero de 2016

LUZ Y VIDA

Otro año, otro comienzo o una continuación del 2015, como quien cambia un dígito al calendario.

Para mí, cada Nochevieja no es un final, más bien es un puente que hay cruzar y debajo de este enlace hay un abismo en el que ves el paso del tiempo, muchas cajas donde guardar recuerdos y otras nuevas, listas para ser llenadas de nuevas vivencias.

Esta Nochevieja ha sido muy especial para mí, en los últimos días del 2015 he tenido tiempo de pensar quién soy, quién quiero ser, qué camino quiero seguir y qué personas quiero que me acompañen en el camino. He tenido tiempo de hacerme muchas preguntas y he encontrado pocas respuestas y muchas dudas, cada incógnita me llevaba a demasiadas posibles respuestas y al final he acabado con una mezcla de pensamientos que no sé muy bien si en vez de balance, he hecho lo contrario. Pasan los días y todavía a 4 de enero, continuo haciendo repaso del 2015 y mirando al futuro, teniendo las cosas un poco más claras, deshaciendo esa maraña de hilos que tengo en mi cabeza.

Hay veces en la vida que te encuentras en un punto de inflexión en que debes decidir si continuar el camino trazado o comenzar una página en blanco, pero siempre con la mochila cargada de experiencia y enseñanzas que permanecerán en algún bolsillo o escondidas bajo el forro de esta gran mochila. Hace tiempo aprendí que todos somos mochileros durante unos décadas en este mundo y cada decisión nos lleva a un ambiente o a un lugar diferente, el viaje es efímero y la rutina, frenética.

Yo he decidido dejar huella en mi camino, aunque tan solo sea una gota en el océano y sinceramente esto es muy fácil decirlo, pero muy complicado cuando andamos en la rutina diaria.

Todavía recuerdo mi único deseo del año pasado “encontrar lo extraordinario en lo cotidiano” y un año más me reitero porque no he encontrado ningún deseo mejor que pedir al 2016.

Mi 2015 ha sido un año lleno de luz, en cada persona que me dado la mano, en mis círculos cercanos, la familia y los amigos. En mis creencias y mis ideales. En mis sueños y proyectos. Y ahora, me gustaría poner un foco en el horizonte, pero sé que el futuro se construye cada día. Un presente luminoso y una bombilla de repuesto.

Deseo que tu 2016 esté lleno de luz, vida, alegría, ilusión y siempre lleves puesta una gran sonrisa.


Sed felices (: